Buitres

Este proyecto nace de una profunda e íntima pregunta política. Una pregunta por el sentido de las cosas, por lo que se nos oculta bajo las formas conocidas por el mundo, formas de nombrar una forma cercenando así posibles experimentaciones otras con estas formas materiales. Nos preguntamos en el fondo, por las estructuras conceptuales que hacen emerger “un mundo” y los cuerpos que son producidos en ese mundo. Nos preguntamos por nuestra constitución en sí misma. Nos preguntamos por el sentido político del relato y su estructura, su modo de ponerse, exponerse.
Si somos, en tanto signo, cuerpos de relato, cómo hacer emerger una lógica del/en/desde el cuerpo. Un espacio inexpugnable, desorientado de todo camino racional. Todo lo que podamos decir aquí no tendrá sentido, pues ¿cómo dejar que un orden otro, expanda las posibilidades en el campo de lo
infinito de una experiencia? Para también después nombrar, señalar. Cuáles serían modos de desplazar ese propio margen en el lenguaje
En Los Buitres, buscamos posicionarnos políticamente, pero antes del lenguaje. Despolitizar las formas para su repolitización libre sin política. Queremos vaciar, observar la propia muerte como un gesto micropolítico de renovación. Dejar atrás lo añejo que vive en mí. Comprenderme como un engranaje agente de la circulación capitalista, para poder accionar así, transformaciones profundas que habiten y publen el la constitución del yo. Que este gesto, concreto, material, un modo de relacionarnos desde el cuerpo al mundo. Un gesto que accione en el devenir del gesto de Lautaro. Su doble acción revolucionaria. La muerte de Valdivia a Manos de Lautaro, es una buena analogía para ver la propia muerte, en el propio territorio de conquista: identidad: subjetividad, emancipación.

Autonomía para forma y fonema. Materia y espíritu de las cosas: si la palabra es dada por la vida a la forma muerta. Dónde habita ese significado? Qué habita en la forma? Transportamos todo ese mundo de afuera sobre nosotros. Ni nos encontramos, ni nos tocamos siquiera un poco por no decir nada. Nos encontramos entonces en espacios en disputa, en espacios para la transformación.
Estas preguntas nos las hacemos en forma de poema, en forma de revolución, en forma de pregunta.
Aquí entre nosotras no hay nada nosotros nosotras nada. Aquí entre nosotras nada, ni una pisca de nada más. aire, espacio, moléculas, partículas, una especie sutil de cuerpo, sin embargo no. lo siento,
pero no. Nada, ni vacío ni nada. Qué puede en un espacio que sólo ha sido llenado y rellenado de sangre, vaciado para volver a llenar. Sangre muerte desesperanza vacío nada. Nada crece en el desierto más que el desierto mismo. Nada crece donde nada hay. Sangre y muerte, tan sólo trae
sangre y muerte. Nada se reproduce ni multiplica. Donde hay sangre y muerte, tan sólo habrá sangre y muerte. No dejará, sin cesar de venir: sangre y muerte, sangre y muerte, sangre y muerte. Es por lo tanto una profunda pregunta por el cuerpo y su construcción, su potencia emancipadora no por revolucionaria, sino que tan sólo por ser cuerpo, una lógica de otro orden.

Este proyecto contó con una residencia

residencia previa en La Casa del Burro en Peroblasco, un pueblito de 11
personas en La Rioja, España. En un estudio en medio de las montañas, custodiado por Buitres,
jugando con las formas se nos aparece un poema. La experiencia desarrollada como acción
desintegradora de sentido, nos acercó al acto poético. Metáforas y analogías en ese designificar las
formas materiales.
De esa investigación un extracto:
“Constantemente aparece la pregunta por la dramaturgia en la danza, así, de manera general. Parece
ser, también en general, un pregunta por el relato, por el sentido, por algún modo de acceder racional
a lo que allí está (o no) aconteciendo. Algo sucede allí sobre el escenario, que con la ayuda de cierto
signos, tal vez podría leer de mejor manera, o por que no, experimentar. Incluso si la obra fuera acá
entre nosotros, el signo y/o la palabra también como signo, me ayudarán a leer incluso una mano que
me toca.
Si toda la manifestación de lo vivo está dada por el movimiento, si experimentamos el mundo como
una constante movilidad hacia alguna parte imposible de pensar / experimentar / saber, pues es un
empuje hacia lo no vivido, lo incierto, lo desconocido que tan sólo nos recuerda que hasta lo q se fija
en nuestro pensamiento es puro devenir, pura transformación, puro desplazar de bifurcado constante
y múltiple, un rizoma q se abre desde un punto cerrado siempre. Esta es la paradoja: vivimos este
punto cerrado, representación bergsoniana, q en todo el tiempo del todo ese desplazamiento se está
abriendo rizomáticamente hacia cualquier bifurcación posible y constante. No es que lo une niegue lo
otre, es que habitan de manera constante y paralela este tiempo, punto cero para poder observar,
ver, experimentar el peso absorbido por una fuerza q lo atrae al suelo y una mirada rizomática que
pueda abrir el curso de lo posible en lo imposible.
Si toda la manifestación de lo vivo es el movimiento, qué es la danza? sino una organización
cualquiera codificada de los cuerpos en un espacio. Cuál es su especificidad? Su distinción en medio
de otras artes.
La danza no es el teatro, así como el teatro no es arte plástica conceptual, la plástica conceptual no es
el cine, heinner muller no usó ceuloide, heinner muller no es shakespeare. Isadora Dunkan no fue
dramarurga, Isadora Dunkan no es Pina Baush. Pina is not Patricio Bunster, anda Patricio is not a
Alfredo Jaar, Alfredro Jaar no es Carmen Beuchat. Carmen Beuchat, al mismo tiempo podría ser
Daniela Marini y La Marini en una de esas acude al teatro. El teatro es el teatro. Todo despliegue
corporal puede leerese o se le puede exigir diferentes lecturas o modos de acercamiento al sentido
expuesto. Está claro que el arte consiste también en un sistema de comunicación, pero también es
intrinseco a él, ese espacio más allá del lenguaje, más allá de las lecturas racionales como relato, más
allá del límite del sentido, es siempre un más allá del sentido.”
Algunas otras ideas de ese proceso de residencia
Punto de partida: Juegos de sentidos de la corporalidad. Exceso-desbordamiento del sentido de las
cosas (otorgado por el lenguaje) frente a lo que hace emerger el cuerpo.
Qué buscamos: Modos o metodologías que nos permitan experimentar el exceso.

Metodologías a profundizar:
 Reflexionar: qué emerge cuando movimiento-escritura-image entran en relación / qué resulta de
la interacción cuerpo-lenguaje-composición escénica?
 Explorar varias maneras de describir la experiencia.
 Estrategias: en cuanto “cae” un sentido reconocible, desplazar-lo, desviarlo. La premisa es huir
de una posible narrativa de la experiencia.
La “piratería”: El cuerpo está ya habitado por tensiones, hay que ir al encuentro de ellas. “My body is a
camp of battle” Sally Banes
“Contra el colonialismo interno. Ser iconoclastas (destruir lo sagrado) e irreverentes con la teoría.”
(Silvia Rivera Cusicanqui)
1°: repetir
2°: saborear
3°: dejar aparecer el ritmo del masticar y entonar la canción
Todo sirve según las emergencias sociales/leemos todo lo que llegue/libertad combinatoria.
Aprovechar/usar la precariedad con todas sus riquezas.
“Curiosear/averiguar/comunicar”
Curiosear: mirada periférica. Incorpora un estado de percepción corporal, un “estado de alerta”.
Averiguar: seguir una pista. Mirada focal.
Descubrir la conexión metafórica entre temas de investigación y experiencias vivida.
Compromiso vital con los temas lleva a verdaderas hipótesis, enraizando la teoría en el cuerpo.
“gestos genuinos internos de escritura y no citas rígidas de autorización”
Comunicar: hablar a otrxs/hablar con otrxs.
Escuchar, hablar, filmar, escribir
Escuchar como modo de mirar/observar
Comprensión como empatía: elemento de intersubjetividad, de conexión con el otro
Manejo de la energía emotiva de la memoria.
Fragilizar siempre el pensamiento a partir de la realidad/volverlo permeable, abierto, poroso. Prima lo
real frente al pensamiento.
Algunas Ideas:

 Las imágenes generan discursos, y el lenguaje también. Sin embargo, en la creación artística,
siempre perdura un espacio/misterio de aquello que no logramos nombrar.
La energía de la transformación.
 Si una puesta en escena es un marco de sentido, qué tipo de relación poner en marcha para que
las diferentes lógicas de sentido puedan cohabitar sin que una de ellas toma la delantera?
El riesgo es caer en la policía del sentido.
Qué es el sentido? Algo que coincide con la intuición y el instinto de sobrevivencia.
 Por qué exigirle dramaturgia a la danza?
Si podemos hacer una lectura de los cuerpos, en relación a su origen cultural también debemos
aceptar que aquello que percibimos es fruto de una construcción de aquello que entendemos por
cuerpo. “No se es mujer, se llega a serlo” (Orlando, Virginia Woolf)
Entonces, podemos entender la dramaturgia como una construcción de tensiones y de
oposiciones. Sin embargo, qué tipo de dramaturgia exige actualmente una sociedad de
espectadores? Cuestiones culturales, morales, de género.

Como una cuestión muy concreta trabajamos separando la forma material de la forma signo,
intentando dislocar las lógicas que tenemos aprehendidas como hábito, como identidad, como
materialización. De esto vamos conformando estrategias en la relación material con la forma.
Algunas estrategias y procedimientos construidos como parte del proceso:
 Desplazar el sentido de las cosas.
 Cada vez que me identifico con lo que hago, abandono la forma.
 Desplazar la llegada del final.
 Hacer y desplegar al cuerpo en tanto cuerpo.
 Nombrar, enumerar, decir lo que hay
 Mover al cuerpo materia en tanto cuerpo.
 Articular
 Pesar
 Tocar
 Caer

Las referencias teóricas son:
Judith Butler Los sentidos del sujeto, 2016.
Slavoj Zizek Sobre La Violencia (2011)/ Acontecimiento (2015)/ Lo Indivisible (2016).
Chistine Grainier Cuerpo en Crisis

Equipo de trabajo:
Francisca Crisóstomo
Luis Moreno Zamorano